MIERCOLES, 12 DE AGOSTO DE 2020 · 18:04h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · Castilla-La Mancha · Política

¿Cómo vivíamos con Franco? Algunas ideas para los programas electorales del tridente de la derecha

Muchos jóvenes acuden a los mítines de Vox y se confiesan sus votantes sin tener ni idea de cómo se vivía en España durante el franquismo. Gloria Gallas escribe este relato como" hija liberada y superviviente de la dictadura".

27.03.2019

Política en Castilla-La Mancha

comentarios

Para facilitar las cosas a Santiago Abascal y su ejército de generales, iglesia ultraconservadora y Opus Dei y los otros dos partidos que tanto se han escorado a posiciones radicales, he repasado algunos aspectos cotidianos de la vida durante el franquismo que pueden servir como referencia a los partidos que pretenden hacer un viaje en el tiempo sin detenerse en el neolítico. Algunas de estas ideas las viví personalmente, otras las he encontrado en algunos trabajos sobre los 40 años de paz en que todos juntos, Iglesia y Estado, nos aniquilaron como seres humanos capaces de pensar, crear y decidir. Para colmo, sus líderes eran a menudo violentos, frecuentaban burdeles y, como se ha sabido más recientemente, curas pederastas abusaban de los niños.

UNA MUJER NO PODÍA ABRIRSE UNA CUENTA CORRIENTE O TRABAJAR SIN PERMISO DE SU MARIDO

Puede que el autor de “El cuento de la criada” se haya inspirado en aquellos años en que en la España franquista una mujer casada no tenía derecho a abrirse una cuenta corriente, ni a trabajar, ni a viajar sin el permiso de su marido. Tampoco podía poner en marcha una empresa, ni ser trabajadora autónoma.

Naturalmente que estaba prohibido el aborto, el divorcio, la huelga, los sindicatos, los partidos políticos (salvo la Falange Española), la libertad religiosa (no existía más religión que el nacional-catolicismo), la libertad de expresión, los medios de comunicación privados (solo había uno “público” que era del régimen); los hombres debían hacer la mili obligatoriamente y un sin fin de cosas más que atravesaban cada minuto de nuestras vidas.

Para casarse por lo civil era necesario firmar un acta de apostasía y, como no estaba permitido el divorcio ni el abandono de hogar, una mujer tenía que aguantarse toda su vida si sufría malos tratos o le obligaban a mantener una vida determinada en contra de su voluntad o sus ideas. La mujer debía ser fiel esposa y buena madre y aguantarse aunque supiera que su marido frecuentaba los burdeles con sus “amigotes”. De aquella época es la canción que interpretó entre otras muchas Sara Montiel “Es mi hombre” que decía: “Si me pega me da igual, es natural…es mi hombre”.

EL ADULTERIO ERA DELITO…SI LO COMETÍA LA MUJER

Las mujeres españolas del franquismo podían ser proscritas o condenadas por cometer adulterio. El hombre podía, y de hecho era bastante común, tener una o varias amantes siempre que las relaciones no fueran muy escandalosas. 

Si no estabas casado no podías ir a un hotel con una mujer ya que en la recepción te exigían el Libro de familia. Las parejas jóvenes debían esconderse simplemente para besarse, como si amarse fuera un delito. Desde luego, era un pecado y debías confesarlo al cura. 

Solo las familias con dinero podían permitirse abortar fuera de España, familias del régimen que obviamente estaban en contra del aborto. Los anticonceptivos estaban fuera del alcance de la mayoría, los condones no se vendían en las farmacias ni en ningún otro lugar porque el sexo fuera del matrimonio y al margen de la procreación estaba proscrito y muy mal visto. Existía un ambiente de absoluta represión sexual con el apoyo de la Iglesia Católica que dirigía el comportamiento de las personas desde los púlpitos y los confesionarios. Conocí a un cura, Don Marcelo, que durante las fiestas de un pueblo de Castilla La Vieja miraba atentamente desde el balcón del Ayuntamiento los bailes en la plaza. Luego, en la misa, iba uno por uno poniendo, con nombres y apellidos, la cara colorada a hombres y mujeres que se habían simplemente rozado. A no ser, claro, que se tratara de los hijos del alcalde, del Jefe Provincial del Movimiento o del médico que eran las principales instituciones en cada pueblo.            

La Iglesia disfrutaba con autoridad de bula para todo, formaba parte del sistema de manipulación de niños en los colegios y de jóvenes a los que transmitía la doctrina del régimen en aspectos como la historia de España, la represión sexual o, por supuesto, la única religión que inculcaba una enorme carga de culpa y de miedo ante la muerte y el fuego eterno del infierno para quienes no cumplían sus mandamientos. 

En algunos colegios de monjas estaba prohibido nombrar el sexto mandamiento: “No cometerás actos impuros”; para que nadie preguntara qué significaba eso. Se obligaba a recitar “El sexto, tararí, tarará” y tampoco se permitían preguntas al respecto. Las jovencitas no tenían por qué saber que existía el sexo ni el erotismo. Un amigo, interno en un colegio de curas, me contaba que estaba prohibido secarse con la toalla después de ducharse porque eso era de alguna manera tocarse a sí mismo; el cuerpo debía secarse solo aunque se pasara mucho frío. La culpa y la penitencia. La represión sexual creaba verdaderos tarados mientras la iglesia y los padres de la patria actuaban con absoluta hipocresía, en iglesias, conventos y burdeles.

En definitiva, la iglesia católica ejerció durante el franquismo una enorme tarea manipuladora de mentes y de comportamientos, algo que no ha cambiado dentro de sus actuales posibilidades, que son bastantes. Si un cura abusaba de niños o niñas, recibía como castigo un cambio de parroquia hasta que el escándalo se olvidaba. En casos más graves como violaciones conocidas por la familia, le enviaban a las misiones, fuera de España. Nunca se habló de un juicio, ni ninguna noticia de estas características apareció en los medios de comunicación.

EL ADOCTRINAMIENTO DE NIÑOS Y JÓVENES

Desde muy pequeños los niños eran adoctrinados en la llamada “OJE”, Organización Juvenil Española, una pequeña Falange que se llevaba en los veranos a los niños a campamentos donde cantaban el Cara al Sol con el brazo levantado y varios curas pululando con sus sotanas por las tiendas. La tarea continuaba en los colegios e institutos donde existía una asignatura, obligatoria por supuesto además de la religión, que se llamaba FEN, Formación del Espíritu Nacional. La educación era nefasta, siguiendo los únicos patrones de del patriotismo y la iglesia; se tergiversaba la historia, el glorioso caudillo siempre salvaba a España de los rojos y los masones, rezos, cánticos y ejercicios espirituales para inculcar el miedo atroz al fuego eterno. En literatura nunca se llegaba a los poetas díscolos; por supuesto nada sobre Lorca, Dalí, Picasso…El atraso cultural de España en relación con el resto de Europa se arrastra hoy todavía, igual que muchos vestigios de esta formación nacional-católica que es la inculcada por partidos como el PP y ahora Vox que representan la esencia de aquella España llena de hipocresía, atraso, sombras y telarañas.

Por si los niños y jóvenes no habían recibido suficiente doctrina, debían acudir año y medio o dos años al servicio militar obligatorio donde continuaba la formación en los valores franquistas y militaristas. Obviamente, los militares eran el escudo activo del régimen. Del paso siguiente se encargaban también los curas, los cursillos prematrimoniales y las bodas por la iglesia. Luego llegaba la vida laboral para unos padres cargados de hijos imposibilitados para protestar por sus condiciones de trabajo porque había que sacar adelante a la familia. Claro que la vida era mucho más sencilla para los partidarios del régimen y falangistas y muy complicada para el resto. El nivel de adoctrinamiento era tan profundo que muchas familias pobres apoyaban ciegamente al régimen y al dictador igual que ahora, inexplicablemente, muchos trabajadores y clase media votan a la derecha.

Las niñas y mujeres se escapaban un poco más de esta férrea tarea manipuladora de por vida, salvo las que acudían a la llamada Sección Femenina donde aprendían a comportarse como buenas amas de casa. No hacía falta porque tenían bien asignado su papel: la mujer era considerada esclava de su marido que podía hacer su vida y mantener relaciones con otras mujeres o pegarlas como algo natural porque eran sus hombres.

Las relaciones entre ambos sexos estaban intervenidas por las conciencias hasta tal punto que cuando llegaron a España las piscinas las mujeres y los hombres se bañaban en horarios diferentes para no coincidir y debían llegar al agua tapadas con albornoces. Algunas de estas costumbres se fueron suavizando con los años bajo la atenta mirada de los dueños de los comportamientos.

CURAS PEDERASTAS SI; HOMOSEXUALES, NO

Podía haber curas pederastas pero no homosexuales. La homosexualidad estaba férreamente reprimida, no se podía concebir en España una pareja de hombres o de mujeres que quedaban proscritos socialmente; si se atrevían a ir de la mano podían desde recibir una paliza a ser detenidos por escándalo público.

Al adoctrinamiento de la Iglesia en los colegios se unía una también férrea censura en los medios de comunicación y en cualquier otra expresión cultural. Puede que ahora muchos que no lo sabían vayan entendiendo por qué miles de españoles huyeron a Francia, Alemania y otros países y por qué cayeron los cuerpos de otros miles en las cunetas fusilados por no estar de acuerdo con una vida tan perra impuesta desde el Estado y la Iglesia. La guerra fue un horror pero la posguerra y el franquismo, resignación o penitencia.

LA CENSURA EN LA PRENSA, EL CINE, LIBROS, TELEVISIÓN…

Solo existía un “parte” informativo, el de Radio Nacional de España, absolutamente manipulado a favor del régimen. Hasta cerca de la muerte del dictador existían los censores que se encargaban de decidir qué información podía publicarse y qué ideas debían o no hacerse públicas. Muchos escritores y periodistas aprendimos entonces a “escribir entre líneas” siempre con el miedo de que un día alguien apareciera en tu casa. Cuando nacieron las emisoras privadas, se les obligaba a conectar con el parte del gobierno y los boletines de noticias. Solo existía Televisión Española muy similar en cuanto a noticias se refiere al Nodo, un boletín donde siempre aparecía Franco que se emitía en el cine antes de las películas que también estaban censuradas: se cortaban las escenas de sexo por un simple beso en los labios; se retiraban alusiones políticas a la democracia de tal manera que pocas personas sabían en España qué era realmente la democracia, al margen de la célebre frase que se acuñó durante el declive del dictador: “España no está preparada para la democracia”, decían; en el doblaje de las películas, que era obligatorio, se podía llegar a cambiar el sentido de una escena. Muchas películas nunca se pudieron ver en la España franquista como “El gran dictador” de Chaplin que solo se estrenó en nuestro país tras la muerte de Franco. Mientras otros países cercanos como Francia, Italia o Gran Bretaña avanzaban y disfrutaban de la música, la lectura o el cine, en España debíamos conformarnos con la mediocridad más absoluta. Si alguien intentaba crear algo distinto era apartado o laminado.

Prensa escrita, libros y cualquier otra expresión de información u opinión cultural debían pasar también por esa estricta censura y si un medio insistía se le cerraba sin más contemplaciones. Obviamente estaban prohibidas en España revistas como Playboy. Fue muy sonado, ya con la dictadura en las últimas, el estreno del “Último tango en París” ya que muchos españoles salieron a Francia para presumir luego de haberla visto.

GOBERNADORES Y JUECES TAMBIÉN DEL RÉGIMEN

La mano dura del régimen en cada provincia la imponían los gobernadores civiles y los alcaldes que naturalmente no eran elegidos sino designados a dedo.

El poder judicial estaba también controlado por el régimen. Los juicios no eran imparciales y mucho menos si una de las partes ostentaba poder dentro del aparato, el movimiento o la Falange. El famoso “usted no sabe quien soy yo” funcionaba como un reloj en todos los estamentos: quien estaba cerca del régimen por sus ideas o sus familiares podía tener la vida mucho más fácil que el resto.

Y todo ello sin hablar de los miles de desaparecidos, fusilados y enterrados en las cunetas, muchas veces simplemente por ser delatados con o sin razón. Si te acusaban de ser un rojo o un masón, tus posibilidades de seguir en libertad o con vida eran pocas aunque fueras “inocente”. Y qué decir de las familias de los represaliados, obligadas a vivir con una angustia permanente, simulando ser más papistas que el Papa y más franquistas que Franco: el miedo era también inhumano.

Se dice que con Franco había trabajo y es natural porque el país había quedado devastado tras la guerra y había mucho que reconstruir pero los sueldos eran miserables y gran parte de la población apenas tenía para alimentarse: “cobrabas una miseria, trabajaban como un negro pero el domingo nadie trabajaba porque había que ir a misa ya que era el Día del Señor”. Había que conformarse porque tenías que sacar adelante a una familia cargada de hijos y la religión te imponía la resignación cristiana para aguantar a sol y en la sombra.

FRANCO NO INVENTÓ LA SEGURIDAD SOCIAL Y...LOS NIÑOS ROBADOS

La historia podría ser interminable, existe mucha información al respecto pero todo esto no puede resumirse en un tuit. Parece sorprendente que muchos jóvenes apoyen ahora a Vox, desde la más absoluta libertad que fue necesario arrebatar a los franquistas con sangre, sudor, lágrimas. Y con muchos muertos. No era necesario ser rojo porque se consideraba enemigo de la patria a cualquiera que luchara por lo evidente. 

VOX NO ES UNA BROMA

No es una broma, Vox no es una broma porque representa la vuelta a un pasado absolutamente represivo y autoritario en el que unos pocos, curas, alcaldes, gobernadores, falangistas, vivían bien a costa de destruir las vidas del resto de los ciudadanos.

Se han dicho muchas mentiras y se han intentado ocultar muchas verdades. Franco no inventó, como se ha asegurado, la Seguridad Social que ya existió en España antes de su dictadura. Dejó de existir en la posguerra y el dictador la recuperó más tarde. 

Lo que si existía eran otro tipo de tramas. Una de las peores que he dejado para el final el tema de los niños robados. Esto sí que recuerda un poco más a “El cuento de la criada”, una serie obligaba para todas las mujeres que ahora apoyan a Vox. Algunas “monjas” que ejercían de comadronas, robaban a los bebés recién nacidos en los hospitales para dárselos a familias ricas. 

Gloria Gallas

Nota: Animo desde aquí a contar más historias como estas y enviarlas a este medio: redaccion@dclm.es.

 

#falange
#franco
#iglesia católica
#oje
#sección femenina
#vox
VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

Miércoles, en Castilla-La Mancha: intervalos nubosos y tormentas y chubascos. Índice de incendios: moderado

Las temperaturas oscilarán entre los 18 y los 33 grados en Albacete, 16 y 31 en Ciudad Real, 15 y 27 grados en Cuenca, 17 y 28 en Guadalajara y entre 17 y 29 grados en Toledo.

RELATOS BREVES DURANTE EL CONFINAMIENTO

Envíanos tu relato a contacta@dclm.es

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

Entrega del currículum en mano ¿es efectivo?

Por Mary Ángeles Lázaro Simón.

Pacto constitucional

Por Julio García- Casarrubios.

ATRAPADOS EN LA RED

Las coronas.

Por Julio Magdalena Calvo.

Los alemanes prefieren España

Por Salvador García Llanos.

Okupas, en Yuncos (Toledo)

Por Paco Moreno.

La historia sin histerias: a propósito del rey emérito y sus avatares

Por Juan Sisinio Pérez, Universidad de Castilla-La Mancha.

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

ENTREVISTA DCLM

Miguel Ángel Sánchez, Presidente de la Plataforma para la Defensa del Tajo y el Alberche

"Lo que está haciendo el Ministerio de Transición Ecológica es "trampear" el agua que sale hacia Aranjuez, Toledo y Talavera para mantener el excedente artificialmente en la cabecera"

El presidente de la Plataforma para la Defensa del Tajo y el Alberche ante la información de que el Ministerio de Transición Ecológica licita las obras para las depuradoras en Madrid se pregunta: "¿Por...

Libertad provisional con cargos para el empleado de residencia de San Clemente que intentó abusar de un usuario

El juzgado ha decretado una medida de alejamiento de residencias de ancianos para el investigado

La Junta pide a las Federaciones deportivas ayuda para concienciar en la práctica deportiva responsable por el COVID-19

En Castilla-La Mancha hay más de 132.000 deportistas federados en las 41 federaciones deportivas que existen en nuestra región.

El transporte urbano por autobús disminuye en Castilla-La Mancha en junio

Disminuye un 62,1% en junio respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 624.000 viajeros transportados.

Agua. El PP de Murcia insta al PSOE a "desautorizar" a Page

El secretario ejecutivo de Agua del Partido Popular, Jesús Cano, ha instado al líder de los socialistas murcianos, Diego Conesa, a que "desautorice hoy mismo" al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano...

Los grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha proponen sus recetas contra la despoblación

Piden que las 'Oficinas contra la Despoblación' anunciadas Pedro Sánchez sean gestionadas por los grupos de Acción Local.

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.