MIERCOLES, 12 DE AGOSTO DE 2020 · 08:24h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · Castilla-La Mancha · Sociedad

Patrocinado

Castilla-La Mancha y sus mundos. La naturaleza más cercana

Bosques donde anida el buitre negro, humedales en la estepa manchega, cañones, barrancos, calares y simas. Las aguas turquesas de Ruidera, una Ciudad Encantada, un Hayedo de Tejera negra, el edén del Valle de Alcudia. A pie, en bici o a caballo, visitamos los más bellos parajes de Castilla-La Mancha.

Fotos: Turismo Castilla-La Mancha/David Blázquez"

Fotos: Turismo Castilla-La Mancha/David Blázquez"

22.07.2020

Sociedad en Castilla-La Mancha

comentarios

Castilla-La Mancha cuenta con 112 Espacios Naturales Protegidos que se reparten en 581.000 hectáreas. Atesoramos en la región dos Parques Nacionales, siete Parques Naturales, 22 reservas naturales, seis reservas fluviales, 26 monumentos naturales, 48 microreservas y 1 paisaje protegido.

Hay muchas joyas verdes en la corona natural de nuestra región pero las dos más relevantes son los Parques Nacionales de Cabañeros y el de Las Tablas de Daimiel.

EL BOSQUE MEDITERRÁNEO 

De los quince Parques Nacionales de España, dos están situados en Castilla-La Mancha, Cabañeros y Las Tablas de Daimiel. 

Situado entre Ciudad Real y Toledo, Cabañeros es uno de los grandes por extensión y por interés. Es Parque Nacional desde noviembre de 1995 aunque la Junta de Castilla-La Mancha ya lo había declarado Parque Natural tres años antes, evitando al tiempo que la zona se convirtiera en campo de tiro y de maniobras del ejército. Con 42.000 hectáreas, solo es superado en extensión por Doñana, Picos de Europa y Sierra Nevada. La Red Natural 2000 ha declarado también figuras protegidas una Zona Especial para Aves y un Lugar de Importancia Comunitaria. 

El Parque Nacional abarca terreno de seis municipios, Hontanar y Los Navalucillos en Toledo y Alcoba de los Montes, Horcajo de los Montes, Navas de Estena y Retuerta del Bullaque, en Ciudad Real.

CABAÑEROS, LA VISITA INOLVIDABLE

Cuando decimos que una visita a un lugar se ha convertido en algo inolvidable es que durante el tiempo que hemos estado allí y hemos mantenido alerta todos los sentidos, se nos ha olvidado todo lo demás. Y eso es fácil que suceda en el Parque Nacional de Cabañeros por la gran variedad de sus paisajes, los colores de su vegetación, las cumbres donde anidan las águilas o el bosque que sirve como morada a ciervos, linces o zorros.

Inviernos templados, veranos secos, otoños cálidos y primaveras con precipitaciones son algunas de las características del bosque mediterráneo que, a lo largo de los siglos y de la intervención del ser humano, ha generado ese paisaje lleno de contrastes. Cabañeros reúne las mejores características de lo que se denomina el monte mediterráneo: matorrales, turberas, herbazales y dos zonas definidas, la raña y la sierra. 

La raña está situada en la parte sur del parque. Se trata una enorme llanura, aclarada durante siglos por la acción del ser humano, que roturó y quemó montes para poder cultivar allí el cereal, una extensa planicie de unas 8 mil hectáreas, cubierta hoy por formaciones herbáceas de pastizal que contrasta con las sierras, las más conocidas son el Rocigalgo y el Chorito.

En Cabañeros podemos perdernos en bosques originales de encinas, alcornoques, robledales, distribuidos según sus necesidades de agua junto a quejigos, alcornoques, robles o madroños y otros más antiguos y de históricos periodos fríos, como acebos, tejos y abedules. 

En montes y llanos, cobijados en los bosques, en el espacio abierto, en los cielos de Cabañeros podemos contemplar una fauna magnífica desde el emblemático buitre negro que anida en los alcornoques, al ciervo, el jabalí, el zorro, águilas imperiales, cigüeñas negras, la perdiz, el cernícalo y otros animales muy preciados como el lince ibérico, el gato montés, la gineta o el tejón.

En este paisaje original, podemos imaginar cómo vivieron sus primitivos moradores. Precisamente sus casas, sus cabañas construidas con materiales del terreno dan nombre a Cabañeros, un lugar fantástico para practicar senderismo, siempre previstos de unos buenos prismáticos para dejarse sorprender por su paisaje, el perfume que desprende la naturaleza. 

Nos quedan para descubrir rutas como la del Boquerón del Estena y sus pequeños cañones, la desconexión con el tráfago de la vida cotidiana está garantizada porque los sentidos no dejan espacio y el visitante se siente arropado por su original y diversa naturaleza.

HUMEDALES, UN OASIS EN LA ESTEPA DE LA MANCHA

No es fácil hablar de oasis en pleno cambio climático. Se dice que Daimiel es un milagro en plena estepa de la Mancha, un paraje singular y único en Europa que se produce cuando el río Cigüela inunda la llanura durante los meses de invierno, al tiempo que el Guadiana aporta agua del acuífero 23 desde los afloramientos en los Ojos, situados a doce kilómetros de las Tablas. 

El Parque Nacional se encuentra en Ciudad Real, entre los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, es Zona Especial Protegida de Aves y parte de la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda, al tratarse de uno de los ecosistemas más importantes de la península ibérica.

Las aves migratorias, que cada año regresan a Las Tablas, se encuentran con más o menos agua desde que se inició la sobreexplotación de los acuíferos, debido a la transformación de miles de hectáreas de secano en regadío para usos agrícolas. Si viene época de grandes lluvias como sucedió hace diez años, las Tablas se inundan en toda su extensión, aún así la recuperación de los acuíferos y del parque queda lejos.

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel recibe cada año una media de 120 mil visitantes que llegaron a cerca de 400 mil en 2010 cuando el agua inundó la totalidad de la superficie, unas 1.700 hectáreas. A finales del pasado año, el Parque se encontraba al 20 por ciento de su capacidad.

En Las Tablas se pueden visitar tres zonas delimitadas, la Isla del Pan, ruta más larga en la orilla oriental; la Torre de Prado Ancho, en las tablas centrales y la Laguna Permanente donde se puede observar una mayor cantidad de aves acuáticas.

Entre ellas destaca la garza imperial, la real, la garceta y los martinetes, los patos colorado y cuchara, los ánades, los zampullines o los alcotanes.

Siempre es grata y sorprendente la visita a las Tablas. Entre todos debemos hacer lo posible para conservarlas.

NUESTROS SIETE PARQUES NATURALES

La mitad del territorio de Castilla-La Mancha está cubierta de bosques y montañas. La región encierra enclaves naturales únicos en el planeta.

EL ALTO TAJO

Se encuentra en la sureste de la provincia de Guadalajara y en el nordeste de Cuenca. Sus características principales son el agua y la roca, hoces naturales en el curso del Tajo y sus afluentes que van acumulando caudal entre los montes. También cuenta con Zona de Especial Protección para las aves y zonas especiales de conservación. Sus impresionantes cañones se han ido formando con los siglos, aprovechando la erosión de rocas calizas, yesos, areniscas y arcillas. 

Existen cuatro rutas para llegar al Parque Natural, Molina de Aragón; la Alcarria, por Cifuentes y Trillo; el sur de Cuenca conectando con Peralejo de las Truchas y, finalmente, desde Orihuela del Tremedal.

Sus impresionantes formaciones se crearon desde hace más de trescientos millones de años con la acumulación de materiales y sedimentos           que han ido formando un conjunto magnífico de hoces, cañones y barrancos horadados por el agua. Sierras, montes, páramos y valles ofrecen un recorrido también inolvidable con el Tajo como principal protagonista.

EL BARRANCO DEL RÍO DULCE

Podemos encontrar el Barranco del Río Dulce en el norte de Guadalajara. Es también Zona de Especial Protección de Aves y Lugar de Importancia Comunitaria. Abarca los municipios de Algora, Saúca, Sigüenza, Torremocha del Campo, Mandayona y Mirabueno.

Se trata de otro barranco formado por la erosión del agua, en este caso del Río Dulce, afluente del Henares que visita y baña parajes de gran valor ambiental con bosques de ribera, chopos, álamos, fresnos. Muchas de estas zonas de gran valor que gozan de protección en Castilla-La Mancha, estuvieron un día cubiertos por mares que dejaron las calizas disueltas luego por ríos que formaron su característico relieve, formaciones kársticas, cuevas o simas.

El Barranco es otro paraíso para las aves como el vencejo, el colirrojo, el alimoche, el mirlo acuático o el halcón peregrino.

Existen cuatro rutas de diferente dificultas, incluida una ruta para invidentes.

LOS CALARES DEL MUNDO Y DE LA SIMA

Este Parque Natural se encuentra en el suroeste de Albacete. Su río es el Mundo, un afluente del Segura, que nace en la Sierra de Alcaraz. Recibe el nombre como antónimo de “inmundo” debido a sus aguas claras y limpias. 

El Mundo nace en el Parque Natural de los Calares. Miles de personas han podido ya disfrutar en directo de su catarata, con más de 300 metros de altura y de su profunda cueva que expulsa el agua, un nacimiento espectacular debido a su conexión con un acuífero que produce impresionantes explosiones de agua, especialmente en primavera, un fenómeno conocido como El Reventón.

El Parque Natural está formado por calares (Mundo, en Medio y la Sima), los chorros, el Poljé de la Cañada de los Mojones y la Sierra del Cujón. Los impresionantes farallones son también un magnífico escenario para contemplar águilas, búhos, halcones o buitres. 

LAS LAGUNAS DE RUIDERA

Una votación popular incluyó a las Lagunas de Ruidera como una de las siete maravillas naturales de España, otro de los humedales de Castilla-La Mancha, situado entre las provincias de Ciudad Real y Albacete. Está formado por un sistema de quince lagunas que recorren 30 kilómetros, en una superficie cercana a las 4.000 hectáreas. Es también Zona de Especial Protección de Aves y Reserva de la Biosfera.

Ruidera es una visita obligada para los amantes de las sorpresas de la naturaleza, lagunas de diferentes tamaños y colores, transparentes o azul turquesa que rebosan y vierten sus aguas a través de las barreras tobáceas a la laguna siguiente formando cascadas y saltos, los denominados hidrohumedales de descarga. Una cadena de lagunas unidas entre si por arroyos de torrentes, cascadas o emisarios subterráneos, con alturas que superan los 1000 metros a los 700, las lagunas más bajas.

Fue declarado Parque Natural en 1979. Está repartido en los municipios de Argamasilla de Alba, Ruidera, Alhambra, Ossa de Montiel y Villahermosa. Quince lagunas altas, medias y bajas. Sus nombres son tan emblemáticos como las propias Lagunas. Las altas se denominan Blanca, Concejo, Tomilla y Tijana; las medias, San Pedro, Redondilla, Lengua, Salvadora, Santos Morcillo, Batana, Colgada y Laguna del Rey. Aquí están las más bellas tonalidades azules y verdosas. Nos quedan las lagunas bajas de Cueva Morenilla, Laguna Coladilla y la Cenagosa.

Si la visita es ya de por sí impresionante, en el Parque de las Laguna se encuentra la famosa Cueva de Montesinos, lugar donde Cervantes hizo pasar una noche a Don Quijote. En los límites se encuentra también el Castillo de Peñarroya y las ruinas del Castillo de Rochafrida.

EL PARQUE NATURAL DE LA SERRANÍA DE CUENCA

Estamos en el corazón de una de más importantes masas forestales del centro de la península con parajes tan emblemáticos como la Ciudad Encantada, el Nacimiento del Río Cuervo, el Parque cinegético de El Hosquillo, los Callejones de las Majadas, las Lagunas de Cañada del Hoyo, Torcas de los Palancares, el monumento natural de Tierra Muerta; la Hoz de Beteta, el Valle del Río Escabas, la reserva Natural de la Laguna del Marquesado, la Laguna de Uva y el embalse de la Toba, el nacimiento del río Júcar, la laguna del Tobar, la hoz de Solán de Cabras y la hoz de Tragavivos. 

Es otra experiencia inolvidable pasear por ciudades que parecen esculpidas por duendes como La Ciiudad Encantada de Valdecabras, Sitio Natural de Interés Nacional desde 1929, rocas con formas y también con nombres: el Perro, la Ballena, el Puente… las hoces y los cañones, los pinares, tilos, acebos…Aves como el buitre leonado, el águila real, el alimoche, el halcón peregrino, azores, alcotanes, gavilanes, corzos, ciervos, zorros.

La Serranía de Cuenca abarca 11 municipios, en una superficie de más de 73 mil hectáreas: Arcos de la Sierra, Beamud, Cuenca, Huélamo, Las Majadas, Portilla, Tragacete, Uña, Valdemaca, Villalba de la Sierra y Zafrilla. 

Una visita tan aconsejable como amplia y llena de sorpresas.

LA SIERRA NORTE DE GUADALAJARA

En plena Sierra de Ayllón y de Pela, se encuentra otra sorpresa, el Parque Natural del Hayedo de la Tejera Negra y las reservas naturales del Macizo del Pico del Lobo-Cebollera o la reserva fluvial del Río Pelagallinas. Estamos ahora en una zona montañosa que une los sistemas Central e Ibérico. Fue declarado Parque Natural por las Cortes de Castilla-La Mancha en 2011. 

En la vertiente meridional de la Sierra de Ayllón, el Hayedo de la Tejera Negra está situado en Cantalojas, fue declarado Sitio de Interés Nacional en 1974 y Parque Natural en 1987. En 2017 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recibe su nombre por la enorme masa forestal de hayas que ocupa unas 400 hectáreas y los tejos que en su día formaron una mancha negra aunque hoy son muy escasos. El Hayedo, delimitado por los ríos Lillas y Zarzas, constituye uno de los grandes tesoros de la biodiversidad de Castilla-La Mancha. El microclima de la zona, junto a su aislamiento, ha permitido la conservación de una importante masa forestal de hayas, una de las más meridionales de Europa.

En la Sierra Norte de Guadalajara se encuentran el Pico del Lobo, el Cerrón y Peña Cebollera Vieja, las tres altitudes más relevantes de la provincia de Guadalajara. Y ríos como el Jarama, Lozolla, Sorbe y Bornoba

ALCUDIA Y SIERRA MADRONA. EL EDÉN DE LA MANCHA

Alcudia fue declarado Parque Natural el 10 de marzo de 2011, con una superficie cercana a las 150.00 hectáreas, está incluido en la Red Natura 2000 como ZEPA y LIC junto a la contigua Sierra Madrona.

La Dehesa del Valle de Alcudia y las sierras y valles adyacentes están surcados por dos cuencas hidrográficas distintas como son las del Guadalquivir y Guadiana, configurando paisajes diferenciados, donde nos encontramos hoces y cañones, cascadas naturales y humedales estacionales, pedrizas, crestones cuarcíticos y manifestaciones volcánicas. Todo ello unido a una vegetación de dehesa donde la encina es su árbol más representativo, con una magnífica representación del monte mediterráneo en los entornos serranos, en el que aparecen masas de roble melojo, alcornoques y quejigos.

Estos espacios acogen una interesante diversidad faunística, algunas de ellas catalogadas en peligro de extinción, como el lince o el águila imperial ibérica. Las aves podremos observarlas fácilmente sobrevolando el cielo.

El Valle de Alcudia y las sierras de Alcudia y Madrona, acogen manifestaciones y asentamientos desde la prehistoria hasta nuestros días: arte esquemático, yacimientos ibero-romanos, ventas cervantinas y de trashumancia, arqueología minera del siglo XVIII y vestigios de oficios como carboneros, apicultores, pastores…etc, que hacen de este Parque un lugar digno de ser visitado.

Almodóvar del Campo, Brazatortas, Fuencaliente, Mestanza, Solana del Pino, San Lorenzo de Calatrava, Hinojosas de Calatrava y Cabezarrubias del Puerto forman parte del Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona. 

Al sur de Almodóvar del Campo la carretera se estira en largas rectas que suben y bajan como rutas del medio oeste, hasta que tras un cambio de rasante algo más pronunciado el paisaje se abre gozosamente ante nuestros ojos, que contemplan ahora un valle perfecto, amplio, verde, cruzado por corrientes de agua…

Más allá de su belleza, el Valle del Alcudia tiene unos valores naturales que han hecho que toda la zona se preserve dentro de un gran Parque Natural que une el propio valle con la cercana Sierra Madrona. Es el cuarto mayor parque natural de nuestro país, pero si tenemos en cuenta que al otro lado de las montañas, ya en Andalucía, nos encontramos con otros parques naturales -el de la Sierra de Andújar y el de Sierra de Cardeña y Montoro- resulta que estamos en el mayor espacio protegido de España: más de 260.000 hectáreas de naturaleza poco menos que virgen.

Conducir hacia Fuencaliente, en dirección sur, con la carretera cambiando poco a poco y adentrándose cuesta arriba en las montañas es una experiencia más que placentera. Curvas suaves que exigen poco esfuerzo del conductor y de nuevo un paisaje maravilloso, diferente, ahora boscoso y quebrado, con el verde alcanzando una nueva intensidad. Estábamos en la Sierra Madrona, parte de esa Sierra Morena con un nombre tan bandolero y evocador.

Fuencaliente oficia de capital de la zona, a pesar de ser sólo un pequeño pueblo de algo más de 1.000 habitantes colgado de la sierra como de un anfiteatro.

Allí puedes encontrar naturaleza y patrimonio a raudales, prácticamente en el mismo sitio. Por ejemplo, en la Chorrera de los Batanes, una espectacular catarata que con las lluvias se convierte en un torrente, para sorpresa de los visitantes que llegan en grupos a verla, asegurando casi todos que "nunca la había visto así en toda mi vida".

A unos metros del salto de agua, en un abrigo de la pared rocosa, el observador atento podrá encontrar las pinturas rupestres esquemáticas que dejaron allí nuestros antepasados hace miles de años. Aún más conocidas son las de Peñas Escrita. No esperen la belleza realista de Altamira, este es un arte rápido y utilitarista, pensado para un uso fugaz, aunque varios milenios después nos sigan sorprendiendo y haciendo que nos sintamos llamativamente cerca de aquellos humanos que decidieron que, justo en ese lugar junto al agua, era donde debían dejar ese mensaje, quién sabe si para el futuro.

Hay varios enclaves más con estas pinturas y más partes de la historia que conocer: un patrimonio minero que viene de los romanos y que también es muy interesante y, sobre todo, hay una naturaleza bellísima de montañas, valles, cascadas, robledales… que seguramente ustedes no esperan encontrar en Ciudad Real, pero es que resulta que en esta provincia con tantas sorpresas quizá la mayor sea que, allá al sur, La Mancha se convierte en un auténtico vergel, en el Edén de La Mancha.

RESERVAS NATURALES, MICRORRESERVAS, RESERVAS FLUVIALES, MONUMENTOS NATURALES Y PAISAJES PROTEGIDOS

Barrancas, Altomira, Enguídanos y Entrepeñas

Además de los dos Parques Nacionales y de los siete Parques Naturales, Castilla-La Mancha atesora más de un centenar de espacios protegidos. Lugares cercanos, saludables y descongestionados, entornos limpios y puros en los que perderse y desconectar. Nunca estos rincones han estado tan cerca. 

Su geografía permite a los amantes de la naturaleza, el sosiego y la libertad descubrir valles, sierras, ríos, cañones, simas, barrancos y lagunas que configuran un fantástico escenario, ideal para el contacto con la naturaleza, la desconexión y la práctica del turismo activo

La red de parques naturales y los rincones de especial riqueza medioambiental –que se extienden ocupando más de medio millón de hectáreas del territorio regional– completan un abanico de colores y emociones que no dejan indiferentes, ahí están también para goce y disfrute las escarpadas Hoces del Cabriel, la Sierra de San Vicente entre los valles del Tiétar y del Tajo, la Vía Verde de la Jara –cuya ruta en bicicleta de montaña es apta para todos los públicos–, los enigmáticos volcanes del Campo de Calatrava.

Mención a parte merece la treintena de rincones de Cuenca y Ciudad Real que se han convertido en los últimos años en escenarios únicos para la observación del firmamento. Estos lugares ofrecen cielos limpios y despejados donde disfrutar de la inigualable experiencia de contemplar estrellas, constelaciones y planetas. Están agrupados en el Parque Astronómico de la Serranía Conquense y en el Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona y son Destino Turístico Starlight, un sello que solo poseen aquellos lugares del mundo en los que es posible observar el cielo en toda su grandiosidad. Todo un viaje estelar en contacto con la naturaleza.

A PIE, EN BICI, A CABALLO…

Cazalegas, Bolarque, Majadas y Tus Fresnedas

A pie, en bici, a caballo, por tierra, agua y aire, el viajero encontrará en estos paraísos naturales únicos una fuente inagotable de experiencias, emociones y aventuras. Pasear por bosques centenarios, subir una montaña, descender un cañón, colgar de una cuerda a centenares de metros del suelo, surcar los rápidos de agua cristalina sobre una balsa, descubrir lugares mágicos dando pedales sobre nuestra bici, sentir la brisa en la cara empujados por el viento, disfrutar del silencio con la mochila como compañero de fatigas, observar con paciencia aves y plantas, adentrarse en una cueva, relajar la mente con el sonido del agua, extasiarse ante dehesas infinitas, asomarse a un volcán, adentrarse en el reino del lince y el ciervo, deleitarse con la danza de las aves, contemplar el firmamento en los cielos limpios e infinitos, bañarse en las aguas cristalinas de las “playas de interior”, relajarse con el paseo sereno por paisajes eternos… Desde la pausada y relajante observación, en búsqueda de la tranquilidad y el sosiego, hasta las experiencias más excitantes y atrevidas de los deportes en la naturaleza, las posibilidades son inagotables y la experiencia cercana e inolvidable.

Ya tenemos planes para lo que queda de verano y para siempre que queramos perdernos en la naturaleza tan rica, extensa y sorprendente de Castilla-La Mancha.

DCLM

Te puede interesar...

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

Miércoles, en Castilla-La Mancha: intervalos nubosos y tormentas y chubascos. Índice de incendios: moderado

Las temperaturas oscilarán entre los 18 y los 33 grados en Albacete, 16 y 31 en Ciudad Real, 15 y 27 grados en Cuenca, 17 y 28 en Guadalajara y entre 17 y 29 grados en Toledo.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

Entrega del currículum en mano ¿es efectivo?

Por Mary Ángeles Lázaro Simón.

Pacto constitucional

Por Julio García- Casarrubios.

ATRAPADOS EN LA RED

Las coronas.

Por Julio Magdalena Calvo.

Los alemanes prefieren España

Por Salvador García Llanos.

Okupas, en Yuncos (Toledo)

Por Paco Moreno.

RELATOS BREVES DURANTE EL CONFINAMIENTO

Envíanos tu relato a contacta@dclm.es

La historia sin histerias: a propósito del rey emérito y sus avatares

Por Juan Sisinio Pérez, Universidad de Castilla-La Mancha.

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

ENTREVISTA DCLM

Miguel Ángel Sánchez, Presidente de la Plataforma para la Defensa del Tajo y el Alberche

"Lo que está haciendo el Ministerio de Transición Ecológica es "trampear" el agua que sale hacia Aranjuez, Toledo y Talavera para mantener el excedente artificialmente en la cabecera"

El presidente de la Plataforma para la Defensa del Tajo y el Alberche ante la información de que el Ministerio de Transición Ecológica licita las obras para las depuradoras en Madrid se pregunta: "¿Por...

Libertad provisional con cargos para el empleado de residencia de San Clemente que intentó abusar de un usuario

El juzgado ha decretado una medida de alejamiento de residencias de ancianos para el investigado

El transporte urbano por autobús disminuye en Castilla-La Mancha en junio

Disminuye un 62,1% en junio respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 624.000 viajeros transportados.

Agua. El PP de Murcia insta al PSOE a "desautorizar" a Page

El secretario ejecutivo de Agua del Partido Popular, Jesús Cano, ha instado al líder de los socialistas murcianos, Diego Conesa, a que "desautorice hoy mismo" al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano...

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.