MIERCOLES, 13 DE DICIEMBRE DE 2017 · 10:50h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · OPINIONES · Rafael López Villar

Rafael López Villar

07.08.2017

Buscar con ahínco la muerte

Por Rafael López Villar

comentarios

Tal vez sea un problema de la prensa, tal vez. O tal vez sea problema de una errónea concienciación respecto a cierto tipo de cuestiones que afectan a minorías, tal vez. El caso es que ponerse a denunciar, a describir, a comunicar, cierto tipo de comportamientos desde una óptica diferente a la mayoritaria presupone que te van a caer desde todas partes.

Y eso es lo que sucede cuando se denuncia una actitud inadecuada de una minoría protegida respecto a una mayoría pretendidamente abusiva. No importa la verdad, no importa el fraude cometido por ese o esos integrantes de la minoría, automáticamente la maquinaria lincho mediática se pone en marcha para escarmentar, machacar, hundir en la miseria al osado cronista que se sale sin recato de la verdad sin paliativos.

Con esta introducción podría estar hablando de feminismo, de refugiados, del colectivo LGTB, de la violencia de género o de maltrato animal, y a todos ellos les cuadra la introducción porque en todos ellos se da el comportamiento de la defensa a ultranza del individuo que abusando de su condición minoritaria conculca las normas de convivencia con el absoluto desprecio que su pretendida impunidad le proporciona.

Pues, no, de ninguno de ellos. De ninguno de esos enumerados colectivos de comportamiento coercitivo estoy hablando.

Serían las 11 de la mañana, de esta mañana de sábado, cuando me ponía en camino entre A Guarda y Bayona, poblaciones ambas de Pontevedra. Veinticinco kilómetros de costa y paisaje espectacular con un trazado, sobre todo en sus últimos tramos, de curvas incómodas y rectas inexistentes. Un carril bici acompaña a la carretera, casi siempre en paralelo, durante todo este trayecto. Carril bici, curiosamente, solo utilizado por los peregrinos que eligen para llegar a Santiago la variante de la costa del camino portugués. Peregrinos y algún padre de familia en bicicleta con sus hijos en el mismo tipo de vehículo. ¿Y los ciclistas? Por la carretera. Por una carretera que prácticamente no tiene arcenes, con curvas, con cuestas, con un ancho justamente amplio para contener el carril de ida y el de vuelta y con escasos espacios para adelantar desde Cabo Silleiro hasta Bayona.

Esta práctica, que ya ha padecido varias víctimas sin que parezca que nadie quiera ponerle remedio, hace de esta carretera un lugar incómodo, lento y peligroso. Una carretera cuyo paisaje invita a una conducción relajada y de disfrute del entorno se convierte para el conductor de coche en una búsqueda desesperada del metro y medio necesario para sobrepasar a los ciclistas que absolutamente ajenos al problema que van creando se adelantan, circulan en paralelo, de dos, de tres y hasta de cuatro en fondo, con absoluto desprecio de su integridad y de los derechos de los conductores que por ella circulan que no son, al parecer de su comportamiento, más que estorbos al bello y lúdico deporte del pedal.

El colmo de la experiencia, el no va más del comportamiento incívico, se nos aparece en las proximidades de la entrada a la autopista. Un pelotón de entre cuarenta y cincuenta miembros circula agrupado impidiendo con su volumen y comportamiento ninguna posibilidad de adelantarlos. Los conductores que tienen la desgracia de coincidir con esta caravana de incívicos se encuentran resignados, si o si, a hacer los últimos kilómetros al mismo ritmo que el más lento del pelotón.

Pero lo peor aún está por llegar. Poco antes de entrar en Bayona la carretera repica levemente y el pelotón se estira, se fracciona, sin llegar a marcar una distancia mínima que permita maniobrar a los vehículos. La estrechez de la carretera, su sinuosidad, el tráfico en sentido contrario y la distancia entre ciclistas hace imposible el adelantamiento. El velocímetro de mi coche, que marca por exceso, indica veinte kilómetros por hora. Serán diecisiete o dieciocho. De repente algunos ciclistas que habíamos adelantado anteriormente empiezan a adelantarme por ambos lados, por un arcén prácticamente inexistente o sobrepasando la línea continua de mi izquierda. Sin respetar la distancia mínima que al parecer es necesaria para sobrepasarse. Delante de mí una grúa con un vehículo cargado toma una curva a la derecha y un ciclista me sobrepasa y se zambulle sin pausa en el lateral de la grúa. Imposible que quepa. Cabe y aparece por la izquierda del siguiente vehículo invadiendo el carril contrario y obligando a los que vienen a pegarse al límite al borde de la carretera. Para los ciclistas todo vale. Si algo sucede, si cuando me está sobrepasando yo me veo obligado a hacer una maniobra, o tengo un contratiempo mecánico, y lo golpeo yo seré el culpable, sin necesidad de juicio, sin posibilidad de veracidad o de defensa. Yo seré el individuo ese que golpeó a un ciclista.

No sé. No tengo claro si el comportamiento de estos individuos es una temeridad, una inconciencia o la búsqueda con ahínco de la muerte. Para mí en todo caso son tipejos que con su forma de actuar, con su desprecio por las normas, ponen en cuestión mis derechos y, si por desgracia se golpean contra mí, incluso mi libertad y la paz del resto de mi vida.

Rafael López Villar

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

La incontinencia verbal en política

Atrás quedaron los tiempos de esos insultos inteligentes de los políticos que hicieron historia, como cuando Churchill dijo, hablando del primer ministro inglés, aquello de “Fue un gran hombre en...

¡Qué risa! / Julio García-Casarrubios Sainz

La insoportable situación en que se encuentra Cataluña, es consecuencia, entre otras, de la falta de concordia entre las diferentes sensibilidades. Nos hemos dedicado a machacar al adversario y así seguimos....

Hoy no voy a hablar del procés / Julio Magdalena Calvo

Ya sé que a muchos lectores les extrañará que haya decidido no hablar del procés catalán cuando en las televisiones, radios y otros medios de difusión no se habla de otra cosa (Es un chollo, todo sea dicho),...

¿Final del acceso abierto a Internet? / Germán Gorraiz López- Analista

Zbigniew Brzezinski, en un discurso pronunciado en una reunión del Council on Foreings Relations (CFR) advirtió que “la dominación de las élites ya no es posible debido a una aceleración del cambio...

Izquierda Unida visita el embalse de El Torcón

Mario García, Coordinador Provincial de IU Toledo, junto a Ernesto Moñino, Responsable de Comunicación de IU Toledo, han querido con esta visita comprobar personalmente los efectos de la sequía en el pantano.

Una tercera hora de educación física a la semana para reducir el sobrepeso infantil

El Gobierno regional destaca la contribución de los Proyectos Escolares Saludables a la incentivación de la actividad física y a la educación en salud.

Las ventajas del carné joven en Castilla-La Mancha

El Gobierno regional organiza la 'Quincena del Carné Joven' con el objetivo de visibilizar sus ventajas y potenciar su uso entre la juventud.

VIÑETA CLM

Viñeta del 12.12.2017

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

ATRAPADOS EN LA RED

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

Cocos y asustaniños masculinos en la mitología manchega / Marcel Félix de San Andrés, texto y dibujos

Padres y abuelos han utilizado de todo para meter miedo a los niños, sobre todo, buscando alejarnos de riesgos y peligros. A veces el mito fue realidad antes que mito y sirvió para inspirar los personajes...

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.