publicidad

Editor: César Ortega  |  10:50h. 29.06.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

RELATOS ERÓTICOS

13/05/2017 14:05h.

ÁNGEL ALCALDE

Memoria sexual de una estudiante (4)

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti


Les propuse a Ángel y a Ann, viajar a Pamplona, a los San Fermines, tan conocidos por los americanos por Hemingway, tan aficionados a los toros y a Pamplona, que dejó escritas grandes obras literarias sobre el tema. Me apetecía ir a los toros y recorrer los sitios señalados por el escritor. Ángel hizo ajustes en su trabajo para poder disponer de unos días. Lo consiguió y fue un viaje único, por muchas cosas…

Hicimos uso y abuso de la casa de unos famosos viticultores amigos de Ángel. En esas fechas encontrar hotel en Pamplona es imposible. El espíritu sanferminero es el espíritu de la libertad, de la pasión, superando al de las fiestas navideñas en las que hay que ser buenos por obligación. En Pamplona la libertad fluye por todos lados, es el lado bueno de la tolerancia, de la sinceridad, el marco ideal para que Hemingway se sintiera mejor que en su propia casa.

El escritor llegó a Pamplona en 1923 y los Sanfermines calaron tan hondo en él, que no paró de ir hasta 1959. Durante sus estancias era frecuente verlo en cualquier terraza, acompañado de sus amigos toreros, de pamploneses o grandes actrices de Hollywood. En alguna ocasión corrió el encierro y toreo becerros, no solo en el coso pamplonés, sino en las fincas de amigos ganaderos.

La locura es total en estas fiestas. Ann estuvo besándose y metiéndose mano con algunos desconocidos. Decidió llevarse a la cama a uno de ellos, un banderillero, pero en el camino a nuestra casa prestada lo perdió. Luego se metió en la cama con Ángel y conmigo. Ya habían dado las tres de la madrugada.

El cansancio parecía vencernos, pero aparecieron las ganas de follar y lo hicimos. Ángel se tumbó y se dejó hacer. Ann le comió la polla y consiguió que se corriera en su boca. Luego se la comí yo pero fracasé, no conseguí que se corriera. Me la metió a duras penas, casi dormido, y llegué al orgasmo gracias a que mientas yo cabalgaba sobre él, Ann, me acariciaba el clítoris con sus dedos.

No fue posible levantarnos para ver el encierro. Abrimos los ojos a las doce del medio día siguiente.

Ángel Alcalde

Entrega 1

Entrega 2

Entrega 3

COMENTARIOS (0) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 28/06/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

publicidad

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

Ecologistas en Acción | El fuego arrasa Doñana

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Illescas

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

26/06/2017 18:23h.

ÁNGEL ALCALDE

Memoria sexual de una estudiante (19)

Ver blog

15/06/2017 12:38h.

EDGAR

Servidumbre de paso

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es