MIERCOLES, 18 DE JULIO DE 2018 · 12:39h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · BLOG · Relatos Bestiales · Ángel Alcalde

BLOGS. Relatos Bestiales
Ángel Alcalde

11.07.2017

Memoria sexual de una estudiante (23)

11.07.2017

Relatos Bestiales por Ángel Alcalde

comentarios

Mi primera vez la dejé pasar en blanco. Me senté en una mesa, pedí una copa y me dedique a observar. Contesté negativamente a todos los requerimientos que me hicieron, tanto de viva voz como a través de miradas o señales de otro tipo. El segundo día iba por el mismo camino, pero al salir del café, un joven me entregó una nota. Pensé que era publicidad, pero no, estaba escrita de su puño y letra. Decía textualmente: “Esta tarde, a las ocho, estaré en la explanada del Ángel Caído, en el Parque del Retiro. Te espero.” Cuando acabé de leerla ya había desaparecido. No le di mayor importancia, pero cuando se acercaba la hora empezó a picarme la curiosidad. Y fui.

El sitio estaba lleno de gente y lo primero que pensé es que había perdido el tiempo. Di unos paseítos por la zona y me senté en la terraza de un bar cercano. Se estaba bien allí, junto al lago, viendo pasar a la gente. Me gustaba aquel lugar. De pronto apareció el joven, y me pidió permiso para sentarse.

—He venido a conocerte –le dije al tiempo que le indicaba que podía sentarse.

Iniciamos una conversación sobre el Cuéntame, y sobre otras cosas un poco absurdas. Soplaba un aire confortable y empezaba a anochecer cuando comenzó a acariciarme la mano. La verdad es que el chico estaba bien y mi reacción fue de acogida cariñosa.

—Mira allí enfrente –me dijo—. Ahora, con la caída de la tarde, tras ese bosquecito, ocurren cosas, y te las quiero enseñar.

Cogidos de la mano nos fuimos hasta el misterioso lugar y nos sentamos junto a un arbusto. Había poca gente. A un lado del solar un hombre cercano al medio siglo, daba pasos cortos y los deshacía a los pocos metros. Su aptitud era la de “mostrarse”. Este ir y venir se interrumpió cuando apareció en escena otro hombre que, también a paso lento se le acercó, se cruzaron las miradas, se arrimaron el uno al otro, el recién llegado se postró de hinojos, le desabrochó los pantalones, se los bajó y empezó a chuparle la polla.

—¿Me has traído a un encuentro de gays? –le pregunté.

—No, espera, esto no ha hecho más que empezar.

Minutos después apareció una señora, también en torno a los cincuenta e hizo el mismo ritual: se les acercó y la invitaron a participar. Los dos hombres, ahora en pie, les ofrecieron sus aparatos a la mujer que los cogió uno con cada mano y comenzó a pajearlos al mismo tiempo. Luego se los chupaba intermitentemente hasta que los dos se corrieron, uno en su boca y el otro en su cara. Mientras tanto, a la espera, otros hombres permanecían a solo unos metros de la escena. A una señal de la mujer, se acercaron. Los recibió a cuatro patas de manera que los dos hombres la tomaron a su voluntad, uno por delante que se la dejaba chupar y el otro por detrás fornicaba a placer.

—Esto se llama Gang Bang. Es un tipo particular de orgía en la que un individuo, hombre o mujer, mantiene relaciones sexuales con varias personas por turnos –me dijo.

—Y tú ¿en calidad de que vienes, participas, miras…?

—Las dos cosas. La mayoría de las veces participo, pero en alguna ocasión me voy solo con un hartazgo de vista. Como sé que eres nueva en Cuéntame, pensé que te gustaría verlo…

—Pues ya lo he visto y me he puesto muy cachonda, así que procede…

Me tumbé sobre la hierba, abierta de brazos y piernas. Yo misma me quité el tanga y me desabroché la blusa dejando al aire mis endurecidas tetas. Mi amante también se tumbó, metió la cabeza entre mis piernas y comenzó a comerme el coño a la vez que me masajeaba los pechos. Dos hombres más acudieron a mi vera, desenfundaron sus espadas a la altura de mi cara y empezaron a meneársela. Le indiqué que se arrodillaran para facilitarme la labor, me incorporé sobre mis codos y comencé a chuparles la polla a uno y otro. Uno de ellos se corrió pronto sobre mi cara y mis pechos. Era lo que más le gustaba según manifestó. Cuando terminó de esparcirme su leche, lo aparté y le dije al otro que se subiera sobre mí de forma que yo pudiera tumbarme completamente y seguir tragándome su polla con más comodidad.

Mi primer amante también se incorporó y me follaba por el coño con fuertes embestidas que me acercaban al primer orgasmo de aquella improvisada orgía. Un tercer hombre se acercó, pero rehusé su contacto. Quería centrarme en los dos que ya tenía encima y que me proporcionaban gran placer. Mi amante primero anunció a gritos que se corría y yo también lo hice. Nada más sentir dentro de mí el torrente de leche, me corrí entre gritos de placer…

Volví a la polla del que tenía encima y la chupé con ganas. Muy pronto me anunció que se correría muy rápidamente y me la acomodé en la boca para no perderme ni una gota de su semen. Empezaron las palpitaciones y sentí el chorro bajar con fuerza hasta mi estómago. Mientras tanto, otro hombre me había tomado por el coño y volvía a estar siendo follada con embestidas que me hacían notar hasta los huevos de aquel nuevo inquilino. Otros dos nuevos hombres me ofrecieron sus pollas, pero los aparté y se quedaron allí masturbándose. Le dije a mi jodedor que quería cambiar de postura, me apetecía estar encima. En esta nueva posición lo cabalgué hasta que empezaron a fallarme las fuerzas, momento que coincidió con la llegada de otro orgasmo maravilloso, el último de aquella noche…

Me incorporé y mi primer amante volvió a mi lado

—¿Todo bien? Quieres seguir o nos vamos…

—Nos vamos, por hoy ya ha sido bastante. Por cierto, ¿Cómo te llamas?

—Carlos. ¿Y tú?

Carlos me acompaño hasta el taxi que me llevó a casa.

Ángel Alcalde

Veinte primeras entregas

Entrega 21

Entrega 22

 

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

TANDA DE PENALTIS

PASADO DE LA RAYA

El origen del mal / Santiago Trancón

El mal existe. No hablo de ninguna entidad abstracta, metafísica o cósmica. Me refiero a eso que realizan los hombres. Actos que perjudican conscientemente a otro, que causan dolor, sufrimiento, pobreza,...

Mi lucha por la vida / Diego Ruiz Ruiz

Mi lucha por la vida es la lucha por la vida de muchas otras personas que pasan o pueden pasar por lo que ahora estoy pasando yo.

La intolerancia de animalistas y taurinos / Paloma Moratilla

La intransigencia mostrada en ambos bandos suele llevar a situaciones descabelladas que van subiendo paulatinamente el nivel de violencia reinante.

Más empleo, peores salarios / García-Llanos

O sea, más empleo, con niveles similares anteriores a la crisis; pero con un incremento de la brecha salarial, con lo que podría afirmarse que los sueldos son los grandes perdedores de la recuperación.

Depende del PSOE / García-Casarrubios

Por eso mantengo, defiendo y defenderé, que la sociedad reclama a gritos, necesita, volver a las esencias de la socialdemocracia, al socialismo de las libertades y el bienestar. Y eso depende del PSOE...

ATRAPADOS EN LA RED

Una corona en la sombra | Manuel Juliá

Las viejas luces de la transición, que mantuvieron el esplendor de la monarquía, y en especial un cariño por el rey que abrió las puertas a la libertad, ahora subsisten en pequeñas ráfagas.

Mahatma Gandhi: "De una manera suave se puede agitar el mundo" / Paloma Moratilla

Mohandas Karamchand Gandhi (2 de octubre de 1869 - 30 de enero de 1948) Dirigente destacado del movimiento independentista de la India, pacifista, pensador, político y abogado, que se mantuvo durante tres...

"¡El colmo de los sinvergüenzas!": Desembalsan agua en la cuenca del Segura para falsear datos y seguir disfrutando del Decreto de Sequía

Según los Ribereños de Entrepeñas y Buendía se está desembalsando agua del Cenajo para falsear los datos. Los regantes de Albacete temen que se pudran sus cosechas. ¿Serán estas las barricadas con las...

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

¿! Volver al pasaporte para ir a París !? / Fernando Mora

Pablo Casado propone que España vuelva a poner fronteras al resto de los Países de la Unión Eupea porque un tribunal alemán no ha concedido la extradición por rebelión a Puigdemont: "Es absolutamente dudoso...

Parque de Bomberos: Por qué en Villarubia de Santiago y no en Ocaña

La Diputación de Toledo culpa a la alcaldesa de Ocaña por "no poner a disposición de la Diputación los terrenos" y tener una "voluntad clara" de que se llegase a final de legislatura sin tener el Parque...

BOLETÍN DCLM

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?
Date de alta en nuestro boletín:

Si los niños de la cueva hubieran estado en España

En las últimas horas hemos asistido a la retransmisión del minuto a minuto del rescate de los doce niños de la cueva de Tailandia.

DCLM contra el cementerio nuclear en Castilla-La Mancha

Pocos recuerdan que, antes de ser presidenta de Castilla-La Mancha, Cospedal se opuso, pública y radicalmente, a la instalación de un cementerio nuclear en nuestra región.

DCLM contra el Trasvase Tajo-Segura

Se hace necesario "clamar al cielo" con unidad y poner punto final al hecho de esquilmar cíclicamente nuestra tierra con los trasvases del Tajo al Segura.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.